Categoría: Blog

Renaciendo de nuestras cenizas

Fue una tarde inolvidable para mí, algo bastante especial. Comenzó reuniéndonos todos los participantes, los tres grupos de Redime Barcelona unidos por primera vez.
Somos personas valientes, constantes, con ansias de vivir, valiosos, perseguidores de nuestros sueños, supervivientes…

Descubre el Héroe que hay en ti

El pasado día 30 de Junio tuvimos nuestro cierre de curso en Redime, el lema «Descubre el héroe que hay en ti».
La historia del comic está llena de superhéroes que quedaron huérfanos en la infancia o muy jóvenes; que en un momento de sus vidas fueron objeto de un hecho traumático, generalmente dolorosos, como la picadura de una araña en el caso del hombre araña, que, después de pasar una fuerte infección que produjo cambios en su biología, descubrió que tenía poderes que ningún hombre poseía y ahora debía ver cómo usarlos.
Eso nos anima a ver nuestras vidas como las de los superhéroes, vidas con traumas dolorosos pero que pueden ser usados para transformarnos, como a ellos, en personas especiales, y aún más, a usar esas características para ayudar a la transformación de otros.

Somos niños perdidos

«Hoy me siento como el día que escribí aquella poesía acerca de que seguimos siendo niños asustados. Soy una niña pequeña indefensa, atemorizada ante cada acto que debo realizar, cada acción que debo acometer, como si todos los días fueran una batalla. Cada persona es un enemigo que me juzga: busco su aprobación y, si no lo obtengo, la pongo en mi lista negra mental. cada tema del que hablo me resulta doloroso. Me cuesta conducir, ir al trabajo, relacionarme con las personas …» ( del libro: Tengo pies- pag. 45 -Guadalupe Eichebaum)

Mi mochila

«Nuestra libertad será real cuando logremos soltar el peso que no necesitamos». La persona adulta que sufrió abusos en su infancia carga con una mochila bastante pesada que lastra su vida, impidiendo desarrollar todo...

Abraza al Niño Interior que hay en ti

Al establecer contacto con tu niño interior, sin duda vas a conseguir liberar muchas emociones que tienes prisioneras en ti desde la infancia. En algunos momentos ese encuentro puede ser muy doloroso, pues no es fácil recordar lo que nos ha hecho sufrir, pero al mismo tiempo es liberador lamentar con él sus dolores reprimidos, dejarle llorar libremente, y principalmente descubrir que no es verdad lo que nos han hecho creer acerca de quiénes somos. Pero es posible transformar todo el dolor al reencontrarte con ese niño que está dentro de ti y que tan solo espera tu amor.