Hay esperanza

You may also like...

1 Response

  1. Edith Bustamante dice:

    ME GUSTARÍA COMPARTIR CON USTEDES UNO DE MIS POEMAS, ESPERANDO LE PUEDA AYUDAR A ALGUNAS DE LA VICTIMAS COMO LO FUI YO , ESCRIBIR FUE PARTE DE MI TERAPIA YA QUE PUDE EXPRESAR TODO LO QUE POR AÑOS GUARDE, POR FAVOR ME GUSTARÍA PONERME EN CONTACTO CON USTEDES Y PODER RECIBIR MAS INFORMACIÓN SOBRE EL TEMA Y YO PODER APOYAR A MAS PERSONAS, CONOCÍ SU GRUPO EN LA IGLESIA DE DIOS EN ESPAÑA EN SANTA COLOMA DE GRMANT, PERO AHORA VIVO EN ECUADOR, POR FAVOR SI TIENEN UN GRUPO AQUÍ EN QUITO POR FAVOR SI ME AYUDAN CON LA DIRECCIÓN ¡DESPIERTA!
    Una pequeña niña con ojos grandes, color almendra.
    Alegre jugaba en un oasis, haciendo castillos de arena.
    Sin temor, feliz chapoteaba en las olas, saltaba,
    Brincaba y corría libre con sus pequeñas piernas
    Llevaba una cometa multicolor, que la hacía volar
    Por el cielo sin límites, estaba llena de sueños
    Era feliz.

    Mientras le asechaba un depredador
    Oculto entre las piedras le observaba
    Sin escrúpulos, pudor, ni entrañas,
    Como una medusa, le entrelazaba
    Como un pulpo le ahogaba con sus tentáculos
    Toda su vida le marco, le desnudo su piel morena,
    Desgarro, su pequeño corazón
    Le robo su infancia, y su sonrisa le quitaba

    Una cara sin rostro,
    Un monstruo su inocencia le robaba,
    La indefensa de rodillas suplicaba,
    Auxilio, socorro, pero nadie le escuchaba
    Sujetaba fuertemente la arena,
    Con miedo aterrador en su mirada
    Le arrastraba a la profundidad, del océano
    donde ya no podía regresar
    Hasta llegar a lo más hondo del mar,
    La niña con todas sus fuerzas a la orilla se aferraba
    Pero se debilitó y cansada de luchar, sus fuerzas le fallaron
    Allí quedo su cuerpo inerte, frío, muerto,
    Porque en ese momento perdió su alma;

    Estremecida, titiritando de frió
    Se ahogaba con lágrimas de impotencia
    La escena era dolorosa, ¡tan ingenua!
    De toda si vida se arrepentía
    En ese momento se odiaba, sentía repulsión de
    La sal impregnada en su cuerpo,
    Con tristeza se rompieron sus ojitos de cristal
    Muy despacio se levanto, con una expresión de pena
    Con un dolor profundo, en silencio callo su vos
    Y su mente borro escenas desagradables
    Que en su defensa su mente quiso borrar
    Ideas Confusas de tanto golpe de las olas y las piedras.
    Con las piernas temblorosas, empezó a caminar descalza
    Sin rumbó, inundada en lágrimas
    Sin saber lo que pasaba, La arena, con asco se quitaba.
    No pudo enjugar sus lágrimas, el dolor del alma dolían mas
    En nadie encontró consuelo, ya nunca supo amar.
    Y su mente borro escenas guardadas por años

    Como borrar ese mal sabor de boca, como borraría
    La sensación de la asquerosa saliva,
    Ni el jabón le limpiaba, oculta verdad,
    Con el pasar de los días supuraban las heridas
    La visible muestra del dolor profundó,
    Pesaba la vergüenza. Pecado sin culpa.
    ¿Eso era normal? preguntas sin respuestas
    El tiempo se detiene volviéndose su averno
    Perdida sin noción del tiempo, la muerte anhelaba,
    Morían las horas cuando sus ojos cerraban
    Veía tirada en la orilla, el frió paisaje de aquel invierno
    Mil veces recordaba con espanto esas pesadillas
    A la pequeña que perdió ese día su sonrisa.
    Por culpa de un mal nacido, se apago el brillo de sus ojos
    Culpable sin culpa, quería cortarse las venas
    Sintió asco así misma, rechazaba los espejos
    Al pasar los años sentía repulsión, era un alma en pena
    Clamaba venganza, quedo en su interior cosas pendientes
    Buscaba consuelo, se embarco en muchos lugares
    Largos viajes llenos de lasciva y mentiras
    Buscaba todo y no encontraba nada,
    Nadie le comprendía, nadie le daba respuestas
    ¿Qué es amor?
    Al final se encontraba sola en compañía de una dura soledad
    La depresión le hacía sonreír con sustancias prohibidas
    Que podría su cuerpo y turbaba su mente
    Se hinchaba en dulces palabras, mentirosas muestras afectivas
    Y vomitaba rencor y malos pensamientos.
    Se desahogaba bailando sin control, hora tras horas en tinieblas.
    Porque no quería ver la realidad, y han pasado los años.

    ¿Por qué dolía?
    Hacia atrás quedaban en el baúl de los recuerdos en la oscuridad
    Una cicatriz sin curar por dentro supuraba
    Anestesiaba la noche embriagada de hipocresías
    Se regocijaba en fantasías
    Engañándose así mismo andaba sin rumbo
    Y sin dirección, un muro sin sentimientos fría,
    Pero en su interior no dejaba de lamentar
    El trágico suceso de su infancia, no deja de llorar
    Se siente cómo un trapo sucio, Lava su rostro con lágrimas.

    Sin lógica en una ocasión se le presento las respuestas
    En una luz destellante conoció seres extraños, sobrenaturales
    Sin explicación daban de comer agua y pan, el hambre saciaba
    Le dieron la solución, una brújula para que se guié era en forma de espada
    Con palabras de la fuerza del amor, que parte el corazón de piedra
    Se le desvelo un secreto en un libro,…..
    Era una hermosa historia que hablaba de la verdad
    Por primera vez ella se enamoro
    Conoció un hombre que amaba sin pedir nada cambio
    El la aceptó tal como era Y
    Le dio un fuerte abrazo, cuando estaba cansada y sin fuerzas,
    La Sostuvo en sus brazos, con ternura la saco del barro
    Y lavó sus ropas sucias, dijo tus pecados te son perdonados
    Sujeta de su mano le llevo que camine sobre el agua, dijo, no temas
    Aunque en el recorrido, cayó muchas veces,
    EL la sostuvo y la levanto, le saco del mar para que no se hunda mas
    En aquella playa mostró el rostro de la medusa, ella no quería ver
    Y con odio se remordió los dientes.
    EL, le hablo del perdón, ella se desplomo y lloro como una niña, y el muro se rompió
    DIOS le consoló, dijo ya la tormenta paso, todo fue una pesadilla y ya todo está olvidado,
    ¡Despierta ¡PERDONA QUE YO YA PERDONE TUS PECADOS ,
    CUANDO TE ARREPIENTES ,Y RENUNCIA A ESA VIDA MUNDANA , HUMÍLLATE.
    YO TE DI, LA MUESTRA DE MI AMOR
    Te di mi vida .en la cruz y mi sangre que lava .mi espíritu que da vida y
    Calma el dolor, paz para que vivas en plenitud y gozo en la tempestad
    Paz en la tribulación, alegría en la aflicción, amor en la soledad, salvación por mi gracia
    JESÚS soy el refugio, escucha mi voz y no mires atrás
    ¡Despierta ¡y ama la vida ,sigue mi camino
    Por montañas y mar sin temor,
    No te rindas solo en el nombre de Jesús clama.
    Y sigue con ESPERANZA, PERSEVERANCIA, CONSTANCIA, Y AMOR.

    EDITH BUSTAMANTE.
    DERECHOS DE AUTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *